Cimientos del equipo

Foto de Brenda López vía Flickr


Todos los trimestres se publica un número de la revista escolar. El alumnado de sexto se encarga de su edición. Tienen que organizarse y asumir funciones de: redacción, documentación, ilustración o corrección. Es frecuente que surjan demoras en la entrega de los trabajos. En la asamblea hablan de lo ocurrido en cada caso: “Profe, hay grupos en los que todos los niños se hacen responsables del retraso (son un equipo), pero hay otros en los que se echan la culpa mutuamente, porque se han dividido el trabajo y cada uno solo es responsable de su parte (no lograron ser un equipo)". Ideas creActivas para educar

La moraleja de esta experiencia de aula podría ser que, también en educación, existe una confusión entre GRUPO y EQUIPO. Tanto uno como otro implican a un conjunto de personas; pero, como los propios alumnos descubren en el proyecto de la revista, podemos hablar de equipo cuando los objetivos comunes están por encima de los individuales.

Parece evidente que el trabajo en equipo encaja mejor con metodologías activas, como el ABP o la Sinéctica. Por ello, lo realmente interesante para el cambio metodológico es LOGRAR QUE UN EQUIPO LO SEA REALMENTE. No basta con proponer un proyecto común, los "cimientos" del equipo se construyen incluso ANTES DE EMPEZAR a trabajar, con herramientas como:

La definición de roles

La estructura organizativa empieza con la delimitación de funciones entre los miembros. Roles, que será rotatorios, y que podrían concretarse en los siguientes:

  • Moderador/a. Es quizá el más importante, debe marcar los tiempos, centrar el debate, asegurar la participación equilibrada de los demás...
  • Secretario/a. Su función consiste en registrar acuerdos y, si fuera necesario, asumir la portavocía.
  • Evaluador/a. Se encargará de revisar el funcionamiento del equipo en relación a premisas acordadas en la "Alianza".

La alianza de equipo

La alianza es una especie de pacto, un acuerdo que se establece a partir de la respuesta a una pregunta clave: ¿CÓMO QUERÉIS TRABAJAR? Es más: ¿CÓMO QUERÉIS TRABAJAR CUANDO LAS COSAS SE PONGAN DIFÍCILES? Estas "reglas del juego" deben estar visibles en cada reunión. Incluso se podrían firmar para escenificar el consenso. El rol evaluador se encargará de revisar su grado de cumplimiento al término de cada sesión.

Algunos equipos gamifican su alianza asignado puntos a aquellos miembros que más respetan las reglas. Al finalizar cada proyecto, se reparten los galardones.

Un pacto de confianza

Un equipo funciona cuando hay libertad de expresión en su seno. Y no es suficiente asumirlo como una bonita declaración de intenciones. Hay que tomar medidas que la favorezcan. Por ejemplo: NO JUZGAR a las personas por sus ideas u opiniones. Valorar propuestas, no personas. Otro aspecto importante es GARANTIZAR LA CONFIDENCIALIDAD. Lo que se debate o acuerda dentro del equipo solo se compartirá fuera si existe consenso en hacerlo. Nadie lo hará por su cuenta y riesgo.

Tú y yo, trabajando juntos, podemos lograr más de lo que puedo alcanzar solo. Ideas creActivas para educar

No hay comentarios